Vive tu Fe Católica

The file could not be created.
ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

 
¡Vive tu Fe Católica!
Para salvarte debes creer en Cristo y vivir como Él nos enseñó, obedeciéndolo fielmente. Aquí tienes una breve guía para conocer y vivir la fe Católica.
1. La Virgen María
Lo dice la Biblia en el Magníficat: ...desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada... (Lucas 1,48).
Quién ama a la Virgen, su hijo Jesucristo lo salvará. Así como amamos a nuestras mamás, Cristo ama por encima de cualquier criatura a su Madre. Ella nos lleva a Jesús.
Si los humanos oramos unos por otros, ¿no crees que María pueda orar por nosotros y, más fácilmente que tú o yo, obtener algún favor de su Hijo, tal como lo hizo en las bodas de Caná? (Lee el Evangelio de San Juan 2, 1-11).
La Virgen no tuvo más hijos. Los judíos también llamaba hermanos a los primos y parientes cercanos. La Biblia sólo habla de "Jesús, hijo de María" y no de otro hijo. Asimismo habla de "la Madre de Jesús" y no menciona a la Virgen María como madre de ninguna otra persona. El Evangelio, al hablar de los hermanos de Jesús, se refiere a sus parientes.
María representa al perfecto discípulo de Cristo, ella es así; fiel cumplidora de la voluntad de Dios.
¡Oh María, intercede por nosotros ante Jesús!, ¡Ayúdanos a imitar tus virtudes!

 

2. La Eucaristía:
Jesús prometió la salvación eterna a quien recibiera la Eucaristía: El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo lo resucitaré el último día. (Juan 6,54). El instituyó la Eucaristía con estas palabras: Tomen y coman, este es mi cuerpo…Beban todos de él, porque esta es mi sangre. (Mateo 26, 26-28).
Si eres Católico y estás sin pecado mortal, puedes recibir la Eucaristía y entonces participar de la Verdadera Vida, la de Cristo. Sólo así vivirás plenamente tu fe, en unión con Dios.

 
3. La Confesión:

Jesús dijo a sus apóstoles: Reciban el Espíritu Santo. A quienes perdonen sus pecados, les quedarán perdonados; a quienes no perdonen sus pecados, les quedarán sin perdonar. (Juan 20, 22-23)
Pidamos perdón a Dios y acerquémonos al sacerdote que, con el poder delegado por Cristo, nos perdona. La confesión es el sacramento del amor. No importa lo grave de nuestras faltas, con ayuda de Dios podremos irnos librando de ellas.
La gracia y perdón de Dios son mayores que el pecado. Al confesarnos recobramos la amistad con Dios y tendremos su ayuda para salir de la esclavitud del pecado y vivir santamente; donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia (Romanos 5, 20).

 

4. El Papa y la Iglesia:
Jesús dijo a Pedro (el primer Papa): tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no podrán contra ella. Te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los Cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los Cielos. (Mateo 16, 18-19)
Obedezcamos al Papa y a la Iglesia Católica, que es la verdadera, pues Cristo mismo la fundó. Oremos siempre por el Papa y por sus intenciones.
¿Crees que las sectas son verdaderas?, ¿Sabías que se contradicen entre ellas, y que las inventaron hace pocos años, mientras que la Iglesia Católica tiene casi 2000 años?

 

5. Los santos:
¡Qué esperanzador saber que una pecadora como María Magdalena, o un soldado violento como San Ignacio de Loyola, se convirtieron y alcanzaron la santidad!
Podemos, con la gracia de Dios, ser santos; no importa lo jóvenes o viejos que seamos. Sigamos la guía de Nuestra Iglesia para salvarnos. Los santos nos dan ejemplo de cómo seguir a Jesús. Así como los hombres oramos unos por otros, los santos interceden ante Dios por nosotros.
¡Pidamos la intercesión de los santos de nuestra devoción!, ¡Imitemos sus virtudes!
6. Las imágenes:
Las imágenes nos recuerdan a personas que veneramos. ¿Destruirías las fotos de tus padres porque te dijeran que "adoras" esas imágenes? Que no te engañen; Ora al Espíritu Santo para conocer la verdad de la Iglesia y vivir conforme a ella.
Alcancemos la unidad de la Iglesia como Jesús ora al Padre: que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos sean uno en nosotros (Juan 17, 21).

Oración

Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía tu Espíritu Creador y renueva la faz de la tierra.
¡Santa María de Guadalupe, Reina de México, salva Nuestra Patria y conserva Nuestra Fe!

Examen para confesarse

-¿Amo a Dios sobre todo y a mi prójimo como a mí mismo?, ¿He recibido el bautismo y la confirmación?, ¿Trato de ir a misa los domingos con mi familia?
-¿Me confieso cuando tengo pecado grave para poder comulgar?
-Si tengo hijos, ¿Les enseño a amar a Dios y a practicar la fe, con mi buen ejemplo?
-Si vivo con alguna pareja, ¿Estoy casado(a) por la Iglesia Católica?
-¿He participado en un aborto voluntario u otro crimen?, ¿Hablo mal de otros?,
-¿Respeto a mis padres?, ¿Los ayudo?
- ¿Cuido a mi familia, o gasto el tiempo y dinero que necesita, bebiendo y jugando con amigos o amigas?, ¿Soy fiel a mi esposa(o)? - ¿He robado o mentido?
- ¿Cuido la pureza de mi mente y cuerpo?
-¿Vivo con amor, o tengo odios y resentimientos contra alguien?
-¿Soy responsable en mi trabajo?

Autor: 

Redacción Church Forum

Fuente: 

Church Forum www.churchforum.org