Iglesia Gnóstica o Gnósticos

The file could not be created.
Postedin
ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Iglesia Gnóstica
o Gnósticos
ORIGEN
Por una parte, la gnosis (saber) es
considerada, en general, como una ciencia religiosa
profunda y secreta que hace referencia a la salvación
del hombre. Por otra parte, existe también una gnosis
verdadera que es la que hace referencia al conocimiento
de Cristo alcanzado por la revelación. Por último,
está la falsa gnosis o gnosticismo de los siglos I-III
d. C. que aparece como una mística secreta acerca de la
salvación; aquí se mezclaron el cristianismo con
pensamientos judíos y paganos; defiende el
"dualismo" y que hay conocimientos que sólo
los alcanzan los elegidos.
La Iglesia gnóstica fue
fundada por el alemán Arnold Krum-Heller (1876-1949) su
seudónimo es Huiracocha, el soberano Comendador. Esta
"Iglesia" también se llama Fraternidad
Rosacruciana Antigua y está asociada a la
"Confederación Universal de los Iniciados".
Arnold se auto tituló arzobispo de esta Iglesia, la que
se manifiesta anticatólica.
El fundador de este grupo
afirma que tienen su libro sagrado Pistis Sophia.
"Pistis" significa fuerza mágica. "Pistis
Sophia" es la magia blanca. Este libro se encuentra
en traducciones de algunos antiguos manuscritos. Pero
este grupo dice tener el verdadero original griego. Las
enseñanzas se dan a conocer solamente a quienes están
en condiciones de recibir las verdades y pura doctrina
que se encuentran allí. Por otra parte, también se
afirma que sólo se conocen algunos fragmentos de la
Pistis Sophia y que la versión más antigua de este
escrito se encontraría en lengua copta en el museo de
Londres.
Esta secta esotérica
estudia y alaba a gnósticos de los primeros siglos como
Simón Mago, Valentín, Basílides, Narcrón, Albigenses
y otros. También consideran como iniciados a personas
como San Agustín, Tertuliano, San Ambrosio, Clemente de
Alejandría, Orígenes y otros cristianos.
El pensamiento de la
ación que luego nos da. El conocimiento como tal es
ya por sí mismo redentor. El amor y la acción moral, no
son, cuanto más, sino consecuencias que nacen del
conocimiento, de suerte que en el conocimiento se da
todo, objetiva y subjetivamente. Así, pues, la gnosis
afirma en fin de cuenta que el hombre encuentra en sí
mismo la unidad absoluta de lo real, una unidad que lo
engloba todo. El hombre no percibe que, en su pluralismo
de criatura, está en constante referencia a la Unidad
divina que permanece trascendente respecto a él, y que,
por consiguiente, su existencia no puede concentrarse en
su propio conocimiento. Según la gnosis, el conocimiento
acaba por constituir un sistema cerrado, imagen del
desarrollo del mundo, dirigido por una necesidad interna,
lógica y física; no conoce ni la verdadera libertad
personal, y en lugar de contar con el misterio de la
incomprensibilidad de Dios, que siempre queda, aunque El
se nos acerque, la gnosis quiere comprender este misterio
como un misterio descubierto y conquistado.
El mismo Huiracocha
escribe en su libro La Iglesia Gnóstica:
Nos, Arzobispos y Obispos
de la Santa Iglesia Gnóstica, reunidos en Concilio
Plenario con la debida autorización del Patriarca de la
Fraternidad Blanca, a la cual pertenecemos, enviamos
nuestra Bendición Apostólica a todos los Hermanos sin
distinción de sexo, casta, raza o color, deseando que la
Rueda Evolutiva de este Ciclo de Vida acelere su paso,
para que la Fraternidad se haga carne en todos los Hijos
del Padre y el Logos divino haga florecer la Rosa bendita
de la Espiritualidad sobre la gigantesca Cruz de nuestra
Tierra. Nos, con poderes que nos fueron conferidos,
autorizamos al Arzobispo de nuestra Santa Iglesia, Frater
Huiracocha, para que dé a la publicidad este libro, en
el cual se hace una exposición doctrinal sobre el
número y el significado de nuestros Misterios, puesto
que llegó el momento en el cual la Primitiva y Verdadera
Iglesia Cristiana salga al encuentro de la humanidad en
esta Era precedente al nacimiento del Acuario.
Sigue entonces la
invitación:
Venid, pues, bebed de este
fuente. La Iglesia Gnóstica no es una Iglesia sino un
nuevo ideal Religioso pensado para este tiempo. Es la
Iglesia de Cristo, la que Jesús predicó, el divino
Rabí de Galilea, con todos sus sagrados Misterios
Iniciáticos. Es la Iglesia de la Redención, la
Primitiva Iglesia Cristiana, que sufrió todos los
embates del sectarismo católico.
Como vemos se repite la
idea de misterio y de iniciación. No se trata
propiamente de fe cristiana. El gnosticismo es un
movimiento religioso sincretista.
En América Latina ha
puesto en actividad este movimiento el colombiano Víctor
Manuel Gómez que ha tomado el nombre iniciástico Samael
Aun Weor. Este ha tomado los títulos de Gran Patriarca
de la Iglesia Gnóstica y Director del Movimiento
Cristiano Universal. Ha afirmado que tenía un cuerpo
inmortal, un cuerpo de "lemur" y que conoció
la Atlántida; se le habría prohibido tomar esposa por
uno de los hijos de los "Dioses" y cometió el
error de desobedecer. A causa de lo sucedido tuvo que
sufrir calamidades. Pero después de una noche profunda
su "Dios Interior Profundo, su Padre" le mandó
trabajar por la humanidad y hacer la "Gran Obra del
Padre". El mismo afirma ser el "Arcángel
Samael" y el "superhombre del siglo XX".
Creyó que sus seguidores formarían el Ejército de
Salv movimiento religioso sincretista.
En América Latina ha
puesto en actividad este movimiento el colombiano Víctor
Manuel Gómez que ha tomado el nombre iniciástico Samael
Aun Weor. Este ha tomado los títulos de Gran Patriarca
de la Iglesia Gnóstica y Director del Movimiento
Cristiano Universal. Ha afirmado que tenía un cuerpo
inmortal, un cuerpo de "lemur" y que conoció
la Atlántida; se le habría prohibido tomar esposa por
uno de los hijos de los "Dioses" y cometió el
error de desobedecer. A causa de lo sucedido tuvo que
sufrir calamidades. Pero después de una noche profunda
su "Dios Interior Profundo, su Padre" le mandó
trabajar por la humanidad y hacer la "Gran Obra del
Padre". El mismo afirma ser el "Arcángel
Samael" y el "superhombre del siglo XX".
Creyó que sus seguidores formarían el Ejército de
Salvación Mundial que contemplarían las grandes
catástrofes que sucederían y que irían a vivir a las
nuevas tierras como un grupo selecto que sería la gran
Rosa-Raíz. Pero no fue así, ya que Samael Aun Weor
murió en 1979.
Es conveniente señalar
que ya Arnold procedía de una familia que había
emigrado a México en 1823. El estudió medicina y
ciencias naturales en Europa, pero la Universidad de
México le otorgó el título de Doctor Honoris Causa. Se
dedicó principalmente a estudios ocultistas. Su
discípulo Weor se preocupa más de fenómenos
misteriosos y especulaciones.
Arnold ya realiza
actividades en países de América a partir de 1915.
Según el, los conocimientos que vienen de oriente ya se
encuentran en los mayas, aztecas, templos de América
Central y en tradiciones y códices incas. Otro de sus
discípulos es Carlos Bernardo González Pecotche
(Raumson) que fue el fundador de la Logosofía.
DOCTRINA.
La doctrina de este grupo
se entiende a la luz de las personalidades especiales de
los fundadores, especialmente de Samael Aun Weor que ha
sido el presidente mundial de la Asociación Gnóstica de
Estudios Antropológicos y Culturales. El ha influido en
el desarrollo del pensamiento esotérico contemporáneo.
Es el mismo quien habla de su nacimiento, niñez, vidas
pasadas y otras historietas que lo ligan al pensamiento
del budismo. Tal vez el hecho de haber sufrido con su
madrastra influenció en su vida. Recordemos que aparece
como una persona solitaria y triste, que pasea por
cementerios y se preocupa por las causas de la vida y de
la muerte.
DIOS.
Es la
"Realidad", el principio energético del
universo. Es fuente última de vida, la conciencia, la
realidad. Por el conocimiento se entra en contacto con el
secreto de esta energía suprema. Ella se encuentra
oculta en las grandes religiones y tienen que descubrirla
los espíritus dignos.
Lo importante es descubrir
el verdadero "yo" que es la esencia divina.
Así se nace de nuevo como lo simboliza el rito del
bautismo.
Observamos que este no es
el Dios personal de la Biblia que interviene en la
historia humana con amor. Lo que nosotros llamamos Dios
es para esta secta el "Pensamiento Cósmico" o
la "Conciencia Universal", el principio vital.
Dios es el "yo" más profundo.
CRISTO.
Es el Maestro de Galilea
que debe nacer en nuestro interior. El Reino de los
cielos está dentro de nosotros y hay que conquistarlo.
En este sentido Cristo es un principio cósmico
impersonal. En el fondo se trata de descubrirnos a
nosotros mismos. Este no es el Cristo, Dios y hombre
verdadero, Señor y Salvador de nuestras vidas en el que
creemos los cristianos.
Además este grupo afirma
de Cristo ideas extrañas como que es un "principio
que no tiene nada de masculino ni de femenino y, sin
embargo, pertenece a ambos como hermafrodita". Los
pintores presentarían su cuerpo de hombre y su faz
femenina. Estas y otras ideas ofenden la fe cristiana.
CONOCIMIENTO
ESPIRITUAL SUPERIOR.

Para los gnósticos el
verdadero conocimiento no es el de la religión y de la
fe: la fe y práctica es algo propio de la gente
ordinaria, de la mayoría de los hombres. El verdadero
conocimiento es el de los espíritus iluminados, es el
que adquieren los iniciados acerca del ser humano y de
los misterios del universo. El mismo Jesús sería uno de
los muchos iniciados que habría transmitido enseñanzas
superiores y secretas y ciertas técnicas a algunos
discípulos elegidos. El habría tenido contacto durante
30 años con maestros de Egipto, Siria, Monte Carmelo e
India. Su caridad y la transmisión de los conocimientos
de misterios sería más importante que el culto y
sacramentos.
LA SALVACION.
Los cristianos sabemos que
nos salvamos participando en la muerte y resurrección de
Cristo. Los gnósticos creen que se salvan por el
conocimiento y que la fe hace al hombre dependiente e
infantil para dominarlo. Lo importante es abrirse a las
leyes cósmicas, expresión de la energía divina que
está presente en todas las cosas. Así se superará la
infidelidad. El mal es efecto de las leyes que siguen el
ciclo de nacimientos y muertes; se da un determinismo
cósmico (leyes samsara). En el nacimiento está
presentes las consecuencias de la muerte anterior. Los
sufrimientos son efectos del karma; pagamos en esta vida
o en otras sucesivas nuestros errores y culpas. Pero por
un esfuerzo personal de conocimientos esta situación
puede irse superando.
Algunos elegidos han
conservado los conocimientos o verdaderas sabiduría y
han propagado sus secretos. Los iniciados, mediante
concentración, pueden ir conociéndolos. En esto es muy
importante las diferentes técnicas.
REENCARNACION.
Por las múltiples
reencarnaciones y lo dicho anteriormente podemos ir
superando las limitaciones. Esto se logra por el
conocimiento místico, por la iluminación interior que
se consigue siguiendo las orientaciones de los maestros.
No se trata de un conocimiento teológico, racional,
filosófico o científico.
La verdad está dentro de
nosotros mismos, ya que somos de esencia divina. Hay que
descubrirla, auto-revelarse. El maestro sólo revela,
sugiere, provoca.
Respecto de este tema en
Samael Aun Weor encontramos ideas que nos dicen que el
tuvo vidas pasadas y varias reencarnaciones en la antigua
China. La reencarnación que benefició más a la
humanidad fue la que tuvo como Julio Cesar por medio de
la cual se desenvolvió la quinta raza aria. Su "ser
interior profundo" también se reencarnó en el
Tíbet como Lama. En este "ser" el es un
extraterrestre. Piensa que dentro de sí estarían los
principios espirituales del Regente de Marte y que se
entrevistó con un "Capitán" en la Sierra de
los Leones de México. Muchos extraterrestres están
trabajando entre nosotros. Weor se considera inmortal.
Uno se puede reencarnar
sucesivamente en otros seres humanos o animales. Para
liberarse totalmente de la materia y alcanzar la
perfección en el "Todo" se necesitan muchas
reencarnaciones. Sin embargo, hoy se defiende,
principalmente, las ideas de las reencarnaciones
progresivas.
No hay que olvidar que los
gnósticos tienen una visión dualista del universo. El
Espíritu es verdadera realidad y la materia es ilusión
y fuente de todo mal. Ciertamente que aquí está
presente el pensamiento de Platón. El cuerpo es malo.
LA IGLESIA.
No es la Asamblea de los
convocados. La entienden como la gran "logia"
de los iniciados y clarividentes. Hay que tener en cuenta
que niegan lo sobrenatural. Todo es natural, incluso lo
divino. En esta perspectiva juzgan la Iglesia.
El Reino y su venida no es
algo social o comunitario, sino individual. Sucederá
cuando se de la inmersión del alma en el "Gran
Todo".
Las Iglesias y
especialmente la católica, deben ser eliminadas. Según
Samael Aun Weor "el Papa Juan XXIII fue colaborador
de la Gran Logia Blanca, porque hizo comprender a la
Iglesia Católica que ella no es la única e hizo
hincapié en la necesidad de una Fraternidad que debería
existir entre los diferentes credos y religiones.
En cuanto a la Biblia es
sacada de contexto y la interpretan como revelaciones
esotéricas.
Samael Aun Weor defiende
que su Iglesia:
Es la Iglesia invisible de
Jesucristo, de los viejos cristianos de Galilea y de las
catacumbas de Roma. Para ver esta Iglesia es necesario
aprender a viajar en cuerpo astral. Este modo de viajar
es un secreto enseñado a los que se hacen consagrar como
discípulos de la Iglesia Gnóstica. Entonces pueden
hablar personalmente con Jesucristo en el mundo
invisible, verlo, tocarlo y palparlo. Y los que en esta
Iglesia reciben el Espíritu Santo pueden conversar con
las almas de los muertos, con los ángeles y ver a Dios
cara a cara sin morir. Pueden conocer los secretos de los
hombres y de las mujeres. Después de la muerte, el alma
se queda por aquí viviendo entre la gente, andando por
la calle sin que nadie la vea, sigue con su gente y ve
todo lo mismo que antes. En su libro Más Allá de la
Muerte, Samael informa que debemos reencarnar 108 veces.
Pero los malos, después de la muerte deben pasar por una
segunda muerte y entonces vuelven a este mundo,
evolucionando primero como elementales minerales,
ascendiendo después al estado vegetal, luego se
reincorporan en organismos animales y más tarde
reconquistarán el estado humano que otrora perdieron, y
al llegar a estas alturas se les asigna nuevamente 108
vidas. Si fracasan otra vez, vuelven a repetir el mismo
proceso.
Por su parte Krumm-Heller
ataca a la Iglesia católica de haber querido eliminar a
los gnósticos, de quemar muchos de sus libros y de
esconder otros en el Vaticano. Y Weor ataca a monjes,
monjas y anacoretas por ser castos y no seguir sus
extrañas propuestas sexuales.
ORGANIZACION.
La estructura de la secta
es muy especial. En efecto, la Iglesia Gnóstica tiene su
sede administrativa central en Ciénaga (Magdalena). Pero
su Supremum Sumum Sanctuarium está en la Sierra Nevada
de Santa Marta. Es el templo de los misterios mayores.
Allí se reúne el Supremo Consejo de los doce
Apóstoles, que tiene a su cargo la mística y la
conservación de las enseñanzas puras. En las ciudades
organizan su templo gnóstico. Donde no los hay, las
casas de familia pueden instalar su Luminisial para
celebrar la liturgia gnóstica, una grotesca y sacrílega
imitación de la liturgia católica, con misa y todo.
Así también tienen patriarcas, nuncios, arzobispos,
obispos, sacerdotes. Víctor Manuel Gómez (o Samael Aun
Weor) murió en 1979 y le sucedió Julio Medina
Vizcaíno, llamado Maestro Gargha Kuichines, el Gran Buda
viviente.
La estructura de este
grupo está orientada a lograr un conocimiento para
esclarecer los enigmas del mundo, del mal y de la
existencia humana. Toman elementos y ritos de diversos
movimientos religiosos, incluido el cristianismo.
Siguiendo el pensamiento
expuesto en la parte doctrinal, Samael Aun Weor que se
considera reencarnado como Lama, y dice que, como ser,
como Espíritu, asiste siempre a las reuniones de la
Orden Sagrada del Tíbet, que es una organización de
individuos sagrados que tiene en sí misma 201 miembros y
la Planta Mayor está formada por 72 brahamanes, y los
miembros más exaltados de esa Orden son los que poseen
la piedra filosofal.
Por la meditación
profunda y prolongada de 3 a 6 horas se aspira a la
sabiduría.
En Latinoamérica los
gnósticos actúan principalmente como asociación de
orden filantrópica o cultural. La esposa de Weor, Amolda
Garro de Gómez ha sido la directora de las instituciones
gnósticas.
CONCLUSION.
El camino de la Iglesia
Gnóstica no lleva a encontrarse con el Dios cristiano,
con el misterio de Dios, con un Dios que es principio y
fin de toda la creación. El no aparece como el
Incognocible, como el totalmente Otro. En la gnosis todo
es fundamentalmente "uno" y se cae en el
"monismo". Falta la idea de gracia, de finitud,
de encuentro, por amor, entre creador y creatura, entre
el ser trascendente e inmanente.
También falta la idea de
un Dios que se revela por propia iniciativa y de un
hombre que le responde por fe que es un don, regalo de
Dios. No llegamos a Dios simplemente por esfuerzo humano,
por técnicas.
En el pensamiento
gnóstico se encuentran síntesis de diversas doctrinas
espirituales y filosóficas. Otra vez aparece el
sincretismo, por lo mismo consideran iniciados a
personajes mitológicos, fundadores de religiones,
filósofos, místicos, profetas, etc.
Como Dios es el
"yo" más profundo uno reza y se adora a sí
mismo. Pero esto sólo lo consiguen los iniciados. Los
profanos no pueden llegar al conocimiento de los
misterios y a lo oculto de las cosas divinas.
En Samael Aun Weor
encontramos pensamientos raros. Para él Hitler fue en
otro momento Atila y murió de viejo. Los vampiros y las
vampiresas son homosexuales y lesbianas. Por otra parte,
para conseguir la conciencia hay que reencarnarse 1 u 8
veces.
Hay gnósticos que se
declaran cristianos, pero teniendo en cuenta las ideas
que defienden es claro que no lo son. En su "Magia
Sexual" invocan incluso a la Divina Trinidad, es
decir las fuerzas del Espíritu Santo, de Cristo y del
Padre. Su moral es inadmisible.
Conforme hemos expuesto
tampoco podemos admitir la doctrina de la Iglesia
Gnóstica. Al verdadero Dios y religión no se llega por
conocimiento de verdades ocultas sobre Dios, el mundo y
el hombre. Nuestro camino es el de la revelación
sobrenatural y de la fe.
Este grupo lleva a
reflexionar sobre lo que dice el Apóstol:
Vendrá un tiempo en que
los hombres no soportarán la doctrina sana, sino que
arrastrados por sus propias pasiones, se harán con un
montón de maestros por el prurito de oír novedades.
Apartarán sus oídos de la verdad y se volverán a las
fábulas. (2 Tim 4, 3-4).
El gnosticismo en
realidad, no es más que un sistema filosófico aparecido
en los siglos II y III, según el cual el hombre podía
comprender los misterios de la fe por la sola fuerza de
la razón, es decir, sin la ayuda de Dios. La gnosis
representa un método útil para mejor entender las
verdades reveladas; en cambio, el gnosticismo fue una
peligrosa herejía.
Al principio se podía
considerar esta herejía como una moda intelectual, muy
en boga en los medios avanzados de Éfeso, donde era de
buen tono discutir sin discreción ni prudencia sobre
temas religiosos.
La Sagrada Escritura, la
Revelación y el mismo Dios eran temas de debate en la
plaza pública por parte de los oradores improvisados,
como si se tratara de cualquier materia profana. Aquellos
hombres se complacían en construir sistemas para
después refutarlos a capricho.
Así, unos se entretenían
en rebajar el papel de Cristo en la Iglesia y en el
mundo, a fin de sacar conclusiones de las cuales se
jactaban.
Fue necesario que San
Pablo puntualizara las cosas y proclamara que
"Cristo es la imagen del Padre, Creador de todas las
cosas y Redentor de la humanidad": "En El
habita corporalmente toda la plenitud de la
divinidad".
Es precisamente a San
Pablo (carta a Timoteo): "Guarda el depósito,
evitando las vanas palabrerías y las contradicciones de
la falsa ciencia, que profesan algunos, desviándose de
la fe".
El autor de la carta, por
otra parte, va mucho más lejos en su juicio: Nos habla
de "los calumniadores, incontinentes, despiadados,
enemigos de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados,
amadores más de los placeres que de Dios; que, teniendo
apariencia de piedad, niegan su eficacia. Pues hay entre
ellos quienes, entrando en las casas, se llevan cautivas
mujerzuelas cargadas de pecados, atraídos por diversas
concupiscencias, siempre aprendiendo, y que nunca pueden
llegar al conocimiento de la verdad"
Obra de los sistemas
llamados gnósticos es la teoría falsa y artificial que
conduce a un antagonismo entre Dios y la materia. No
pudiendo Dios dejar de ser perfecto, la materia, que es
imperfecta, no sería en este caso mas que la raíz del
mal. Luego, no puede ser obra inmediata de Dios. Este
Dios único no sería más que una potencia que iría
desarrollándose por emociones sucesivas.
Los gnósticos han acabado
por disociar la idea de Dios, distinguiendo entre
"un primer principio", reinando sobre el mundo
superior, y un "demiurgo", creador de la
materia convertida en mala.

Autor: 

Redacción Church Forum

Fuente: 

Church Forum www.churchforum.org